866.998.6942
Section image

en Español

Las sustancias tóxicas utilizadas para elaborar piezas semiconductoras como circuitos impresos, obleas de silicio y tarjetas electrónicas son teratogénicas, lo cual quiere decir que pueden provocar lesiones y defectos congénitos a los niños cuyos padres sean expuestos a estas sustancias. Pueden generar daños reproductivos tanto en hombres como en mujeres que trabajen con estas sustancias en ambientes de "cuarto limpio" en la industria de los semiconductores. Algunas de estas sustancias son materiales de grabado con aguafuerte, solventes, limpiadores líquidos y etilenglicoles. Los defectos congénitos que han sido vinculados con la exposición a estas sustancias incluyen deformidades óseas y de miembros, deficiencia cognitiva, ceguera, retraso mental, malformación o ausencia de órganos, miembros acortados o ausentes e incluso muerte prematura. Un niño que sufra de defectos congénitos producidos por la exposición de uno de sus padres a sustancias tóxicas probablemente se encuentre en posibilidades de presentar una reclamación contra las empresas que elaboraron los productos semiconductores así como contra las empresas que produjeron las sustancias peligrosas. El niño y sus padres pueden tener derecho a una indemnización por daños y perjuicios sustanciales.

Llámenos al 866.998.6942 o escríbanos por correo electrónico a para conocer más acerca de la exposición a sustancias peligrosas en la industria de los semiconductores o para hablar de su caso.

Muchas personas son dañadas cada año por productos farmacéuticos peligrosos. Algunos medicamentos, incluso los que la mayoría de las personas piensan que son "inocuos", tienen peligrosos efectos secundarios que pueden provocar lesiones graves e incluso la muerte. Los laboratorios que los elaboran no siempre dan a conocer la información acerca de los graves efectos secundarios que sus medicamentos de prescripción o de venta libre pueden provocar. Algunas veces no remueven los fármacos dañinos del mercado de manera oportuna. Solamente algunos de los muchos medicamentos vinculados con una lesión grave incluyen al Paxil® que incrementa el riesgo de defectos congénitos; al Vioxx® que incrementa el riesgo de eventos cardiovasculares y embolia; al Serzone® que puede provocar toxicidad en el hígado y falla hepática; a los AINEs que son antiinflamatorios no esteroideos vinculados con necrosis tóxica epidérmica y con el Síndrome Stevens-Johnson; y al Metabolife® que es un suplemento alimenticio que contiene efedra, una sustancia herbal prohibida por la FDA porque provoca ataques cardiacos, embolia, convulsiones y la muerte.

Llámenos al 866.998.6942 o escríbanos por correo electrónico a para conocer más acerca de los efectos secundarios de los medicamentos o para hablar de su caso.

Los pesticidas pueden contener sustancias tóxicas que constituyen un riesgo de salud para los seres humanos. Los pesticidas pueden producir defectos congénitos en niños cuyos padres hayan sido expuestos a ellos a través de trabajo agrícola, contaminación de mantos freáticos o por ser llevados por el aire. Los padres, o quienes estén por ser padres, que trabajen en el campo o en la industria agropecuaria o que vivan cerca de una zona agrícola se encuentran en un alto riesgo de exposición a los pesticidas utilizados en el campo durante la temporada de cultivo. Estas sustancias tóxicas son absorbidas por el cuerpo de los padres, las cuales pueden dañar los cromosomas del padre o de la madre. Este daño puede generar lesiones reproductivas, de manera que un niño concebido durante o justo después de que uno de los padres haya sido expuesto a estos pesticidas puede heredar ADN anormal y sufrir de defectos congénitos. La exposición a los pesticidas ha sido ligada a problemas de desarrollo y a defectos congénitos que incluyen: cánceres cerebrales, interrupción endocrina, trastornos neurológicos, menor peso y talla al nacer e incluso muerte prematura.

Llámenos al 866.998.6942 o escríbanos por correo electrónico a para conocer más acerca de los peligros de la exposición a pesticidas o para hablar de su caso.

Las cenizas de carbón o las cenizas volantes son los productos residuales que quedan después de que el carbón se quema para generar electricidad. Este residuo tiene una alta concentración de metales pesados que son teratogénicos. Esto significa que pueden producir defectos congénitos. Cuando la ceniza de carbón es desechada en tierra o en agua, las toxinas metálicas pueden filtrarse a la tierra y a las aguas subterráneas. Esto es de especial preocupación para las comunidades que extraen el agua potable de pozos. De igual manera, las pequeñas partículas de la ceniza volante son llevadas por el aire sin esfuerzo alguno, creando un polvo tóxico que es fácilmente inhalado. Cuando una mujer embarazada es expuesta a tierra, agua subterránea o aire contaminados por cenizas de carbón o cenizas volantes, las pesadas toxinas metálicas pueden dañar a su bebé en desarrollo y generar defectos congénitos. La exposición a estas toxinas puede interrumpir el crecimiento de un niño no nato y destruir el proceso del desarrollo humano normal. Algunas veces estos defectos congénitos pueden ser tan severos que el bebé nazca muerto o sobreviva solamente un tiempo breve después de nacer. Algunos de los defectos congénitos que están ligados con la exposición a cenizas de carbón o a cenizas volantes incluyen: defectos craneales, miembros ausentes o acortados, malformación de órganos y anormalidades faciales.

Llámenos al 866.998.6942 o escríbanos por correo electrónico a para conocer más acerca de los peligros de la exposición a cenizas de carbón o cenizas volantes tóxicas o para hablar de su caso.

Nuestros abogados trabajan con profesionales científicos y médicos altamente calificados para determinar si el defecto congénito está relacionado con la exposición de los padres a sustancias tóxicas. Si su hijo tiene defectos de nacimiento causados por la exposición a sustancias tóxicas o sustancias peligrosas, él o ella puede presentar una reclamación contra la empresa responsable de esta exposición. Llámenos al 866.998.6942 o escríbanos por correo electrónico a para conocer más acerca de la exposición a sustancias tóxicas o para una evaluación gratuita de su caso y hablar de sus opciones.

Contáctenos

Llame a nuestros abogados especialistas en defectos congénitos al 866.998.6942 para hablar de su caso, o bien, envíenos un mensaje por correo electrónico.

Defectos congénitos relacionados con solventes de la industria de los semiconductores

  • Malformaciones óseas y de miembros
  • Deficiencia cognitiva
  • Ceguera
  • Retraso mental
  • Ausencia o malformación de órganos
  • Miembros ausentes o acortados
  • Muerte prematura

Medicamentos vinculados con defectos congénitos y otras lesiones

  • Paxil ®
  • Vioxx ®
  • Serzone ®
  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)
  • Metabolife ®

Defectos congénitos ligados a pesticidas

  • Cánceres cerebrales
  • Interrupción endocrina
  • Trastornos neurológicos
  • Menor talla y peso al nacer
  • Muerte prematura

Metales pesados presentes en cenizas de carbón y cenizas volantes

  • Arsénico
  • Berilio
  • Cromo
  • Plomo
  • Mercurio
  • Defectos congénitos producidos por cenizas de carbón y cenizas volantes

    • Defectos craneales
    • Miembros ausentes o acortados
    • Malformación de órganos
    • Anormalidades faciales